Junto a SIMFR, la Fundación Marzano realizó diferentes acciones en pro de la consolidación del Proyecto de Educación en Alternancia para el medio rural. Todas estas acciones, que contaron con financiamiento de la cooperación del gobierno de Bélgica, permitieron desarrollar acciones de especialización docente; viajes de intercambio a distintos países de Europa y de Latino América destinados a docentes, alumnos y sus familias; promover la integración de redes institucionales regionales e internacionales, y mejorar la calidad edilicia y el equipamiento de varios Centros de Formación Rural.

Para ello se contó como fuentes de cofinanciación a la Unión Europea y la Agencia Española de Cooperación Internacional.